El cumpleaños oficial de Leonor se ve opacado por un descuido con su coleta: ¡Un error inesperado en su look impecable!

La elección de peinado de la princesa Leonor en la ceremonia de juramento de la Constitución ha generado cierto revuelo. ¿Un descuido en el protocolo o simplemente una elección de estilo?

Durante el juramento de la Constitución por parte de los Reyes, hubo una imagen que acaparó la atención de todos: la coleta de Leonor. En varios instantes de la ceremonia, los Reyes tuvieron que apartar el cabello de su hija mayor para evitar que se enredara con las medallas y el collar que recibió. ¿Fue esto un desliz en el protocolo? Consultamos con expertos para aclarar la situación.

El estilismo de la princesa Leonor

La heredera al trono optó por una coleta alta, elegante y simple, que permitía mantener su rostro despejado. Este peinado, junto con su traje de chaqueta blanca de la sastrería madrileña Serna y sus zapatos de tacón ancho de Lodi, conformaban un estilismo impecable. Leonor ha demostrado personalidad y modernidad con su elección.

El papel inesperado de la coleta en la ceremonia

El protagonismo inesperado de la coleta se dio cuando Leonor recibió las medallas de las dos cámaras en el Congreso. Pedro Rollán y Francina Armengol, encargados de entregarle las distinciones, tuvieron dificultades para colocarlas en su cuello debido al peinado. El Rey tuvo que acercarse y levantarle el pelo para evitar que se enredara. Lo mismo ocurrió más tarde, cuando la Princesa de Asturias recibió el collar de la orden de Carlos III en el Palacio Real.

¿Un pequeño error de protocolo?

Ante esta situación, surge la pregunta de si se trató de un pequeño error de protocolo. Marina Fernández, Directora de Comunicación del Grupo Escuela Internacional de Protocolo, opina que la coleta era una buena idea para cumplir con el objetivo del evento: que Leonor jurara la Constitución con la cara despejada y visible. Sin embargo, reconoce que para la imposición de las medallas y el collar, hubiera sido más práctico un moño. Pero aclara que no es una cuestión de protocolo, sino más bien de estilo.

Jesús Reyes, experto en moda y autor del libro "Leonor. Estilo de una Borbón y Ortiz", opina que la coleta se ajusta al código de cóctel, ya que el moño es más adecuado para ocasiones más formales. Además, considera que el gesto del Rey de apartar la coleta es más un gesto de afecto paterno que un error de protocolo.

En definitiva, la coleta de Leonor durante la jura de la Constitución quizás no fue la elección más práctica para la imposición de las medallas y el collar, pero cumplía su función de dejar su rostro despejado. Más allá de cuestiones de protocolo, es necesario valorar la personalidad y modernidad que la princesa ha demostrado en su elección de estilismo.

¿Qué opinas sobre la elección de la coleta de la princesa Leonor? ¿Crees que fue acertada o hubieras preferido otro peinado?

"La coleta de Leonor, un gesto de afecto paterno", sostiene Jesús Reyes, experto en moda y autor del libro "Leonor. Estilo de una Borbón y Ortiz". Aunque algunos podrían considerar que la elección de la coleta en lugar de un moño para la jura de la Constitución fue un pequeño error de protocolo, Reyes opina que la coleta se ajusta al "código de cóctel" y que el gesto del Rey al apartar el pelo de Leonor es más un acto de cariño paternal. Sin duda, la princesa ha dado una lección de personalidad y vanguardia al elegir un estilismo impecable y a la vez desenfadado para este importante momento de su vida.

Lascia un commento