El liberalismo está en riesgo: "Algo está cambiando y no es para bien"

¿Te has preguntado alguna vez cómo el populismo de extrema derecha en Europa utiliza el conflicto palestino-israelí para su beneficio? El sociólogo norteamericano Rogers Brubaker nos brinda algunas respuestas en su artículo académico de 2017.

En su estudio, Brubaker destaca cómo los movimientos nacionalpopulistas de la extrema derecha en el norte y oeste de Europa han adaptado los argumentos de Samuel Huntington sobre el "choque de civilizaciones" para construir su discurso político en relación a los inmigrantes musulmanes y sus descendientes.

Los judíos israelíes y el cambio de perspectiva

Según Brubaker, este enfoque ve a los judíos israelíes como las víctimas paradigmáticas del islam, lo que ha llevado a la extrema derecha a abandonar su antisemitismo tradicional. Este cambio de perspectiva se ha observado sobre todo en los Países Bajos, donde el populismo de Pim Fortuyn ha impulsado políticas contra la inmigración basadas en principios liberales como la igualdad de género, la libertad sexual y los derechos de los homosexuales. Estos principios se presentan como productos genuinos de la civilización judeocristiana, supuestamente amenazados por la inmigración musulmana.

El cambio de milenio y el laicismo

Este planteamiento ha sido revolucionario en el cambio de milenio y ha sido imitado por otros movimientos nacionalpopulistas europeos descendientes de la extrema derecha tradicional. Estos movimientos han adoptado posturas como el laicismo o el liberalismo, que antes les eran ajenas, para redefinir y potenciar su discurso político. En Francia, por ejemplo, la retórica liberal se ha convertido en un instrumento para la defensa de políticas iliberales, mientras que el laicismo se ha convertido en un arma identitaria de raíz judeocristiana contra el islam.

La batalla por el relato político

Este cambio de estrategia ha permitido a la extrema derecha ganar terreno en la batalla por el relato político y ha descentrado el centro derecha, donde ahora encontramos políticos dispuestos a dejarse seducir por los cantos de sirena del choque de civilizaciones.

Es importante tener en cuenta que estas son hipótesis planteadas por Brubaker y que es necesario investigar más a fondo para confirmarlas. Sin embargo, resulta evidente que el discurso de la extrema derecha europea ha evolucionado en los últimos años y que el conflicto palestino-israelí ha sido utilizado como una herramienta más en su estrategia política.

El papel del conflicto palestino-israelí

El artículo destaca cómo el discurso de la extrema derecha europea ha utilizado el conflicto palestino-israelí como una forma de invertir lealtades y promover su agenda nacionalpopulista. Este enfoque ha llevado a una redefinición de principios liberales y laicistas, convirtiéndolos en herramientas para promover políticas iliberales y alimentar la identidad judeocristiana frente al islam. Es importante tener en cuenta cómo estos discursos han logrado influir en la cultura política dominante y descentrar el centro derecha.

Reflexiones finales

"Los nacionalpopulismos europeos han logrado conquistar territorios conceptuales que les eran ajenos, como quien conquista territorios físicos que quiere redescribir y explotar". Esta afirmación del sociólogo Rogers Brubaker nos ayuda a comprender cómo la extrema derecha europea ha invertido lealtades en el conflicto palestino-israelí, utilizando argumentos sobre el choque de civilizaciones y la defensa de principios liberales para promover políticas iliberales. Este cambio de perspectiva ha generado un desplazamiento en el centro derecha político, donde cada vez más políticos se dejan seducir por este discurso belicoso. Es necesario analizar detenidamente estas estrategias y reflexionar sobre las consecuencias que pueden tener en nuestra sociedad.

Lascia un commento