La amenaza se cierne sobre El Govern: "Podríamos enfrentar una emergencia por sequía en pocas semanas"

¿Sabías que las reservas de agua en Cataluña están llegando a un punto crítico? Eso es lo que anunció recientemente el director de la Agència Catalana de l'Aigua, Samuel Reyes. Y no solo eso, sino que las previsiones meteorológicas tampoco parecen alentadoras. Es un tema que nos afecta a todos y que requiere nuestra atención y responsabilidad.

El preocupante nivel de las reservas de agua en Cataluña

De acuerdo con el señor Reyes, las reservas de los embalses han descendido por debajo del 20%, situándose en un alarmante 19%. Esta es la primera vez que las reservas descienden a este nivel, marcando un hito histórico. Pero, eso no es todo. Patrícia Plaja, la portavoz del Govern, ha informado que las previsiones meteorológicas no son alentadoras y no se esperan suficientes precipitaciones para revertir la situación. Esto significa que es muy probable que se impongan restricciones en el suministro de agua en un futuro cercano, lo que podría afectar a muchas poblaciones.

Implicaciones de la sequía en Cataluña

De hecho, la situación es tan grave que muchas poblaciones podrían entrar en fase de emergencia en las próximas semanas. Hoy mismo se ha anunciado que 23 municipios de la cabecera del río Llobregat han pasado de la fase de alerta a la fase de excepcionalidad. Esto significa que se encuentran en un escenario previo a la fase de emergencia. Estos municipios, ubicados en las comarcas del Berguedà, Solsonès y Ripollès, tienen una población conjunta de 15.323 habitantes.

Las lluvias que se produjeron los pasados 19 y 20 de octubre fueron insuficientes para paliar la sequía. En la cabecera del río Muga, que abastece al pantano de Darnius-Boadella, no cayó ni una gota de agua. Además, en las cuencas internas del Muga, Ter y Llobregat, existe un déficit pluviométrico del 30% cada año.

Posibles soluciones a la crisis de agua en Cataluña

Ante esta situación, Reyes considera inevitable que se entre en fase de emergencia en algún momento de este año. Dependiendo de las precipitaciones y del ahorro de agua que se lleve a cabo, esta fase podría comenzar en diciembre o incluso adelantarse a finales de noviembre.

Por otro lado, el municipio de Vallirana también podría declararse en estado de emergencia debido al bajo nivel de sus reservas subterráneas. Actualmente, Vallirana no está conectada a ninguna red de abastecimiento supramunicipal, pero se está trabajando en un proyecto para incorporarla a la red Ter Llobregat y garantizar así el suministro de agua.

La situación de sequía que sufre Cataluña es preocupante y requiere acciones urgentes para garantizar el suministro de agua a la población. Se están implementando medidas de ahorro y gestión eficiente del agua, así como la búsqueda de nuevas fuentes de abastecimiento. La construcción de plantas potabilizadoras en el río Besòs es un paso en la dirección correcta para aumentar la disponibilidad de agua. Sin embargo, es necesario que se realicen esfuerzos adicionales para hacer frente a esta crisis hídrica.

En palabras de Leonardo da Vinci, "El agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza", y en Cataluña esta fuerza motriz se está agotando. Es hora de tomar medidas urgentes para preservar este recurso vital y garantizar su disponibilidad para las generaciones futuras.

Lascia un commento