La princesa hace una declaración que sorprende a todos: "Les debo algo a los españoles". ¿Es una promesa o una advertencia?

¡Un día histórico para España! La princesa Leonor ha jurado la Constitución y ha demostrado su compromiso con el país y sus ciudadanos. Este acto no solo tiene un valor simbólico, sino que también tiene un importante valor jurídico.

La princesa Leonor jura la Constitución

La ceremonia tuvo lugar en el Congreso de los Diputados, donde la princesa fue recibida por una ovación de más de cuatro minutos. Rodeada de representantes del Estado, Leonor juró desempeñar fielmente sus funciones, respetar los derechos de los ciudadanos y ser leal al rey.

Compromiso con España

Este acto marca el compromiso de Leonor de asumir la Jefatura del Estado en el futuro. Tras la ceremonia, la princesa expresó su confianza en corresponder a esta responsabilidad con dignidad y ejemplaridad.

La Familia Real celebra

Después de la jura, la Familia Real se trasladó al Palacio Real, donde la princesa recibió el Gran Collar de la Orden de Carlos III, la máxima distinción civil. Durante todo el día, Felipe VI y la reina Letizia estuvieron presentes, mostrando su apoyo.

Celebraciones en el Palacio de El Pardo

Las celebraciones oficiales terminaron en el Palacio de El Pardo, donde se llevó a cabo una celebración privada con miembros de la familia Borbón y Ortiz. Los reyes eméritos también estuvieron presentes, demostrando la unidad y la permanencia de España.

Un día histórico

Con su juramento de la Constitución, la princesa Leonor ha demostrado su compromiso con los ciudadanos y su disposición para asumir la Jefatura del Estado en el futuro. ¡Un día histórico para la Familia Real y para España!

La princesa Leonor ha jurado la Constitución española en un acto solemne y significativo. Su compromiso con los principios democráticos y su servicio a los ciudadanos son un ejemplo para todos. Es un momento importante para España y para la princesa, quien asume su responsabilidad con respeto y lealtad.

El juramento de la princesa

"Juro desempeñar fielmente mis funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y sus leyes, respetar los derechos de los ciudadanos y de las comunidades autónomas y fidelidad al rey", ha proclamado la princesa con la mano puesta en el mismo ejemplar de la Carta Magna sobre el que juró su padre hace casi 38 años. Sus palabras han sido sucedidas de una larguísima ovación de cuatro minutos de los más de 500 asistentes presentes en el hemiciclo.

Este acontecimiento, que cuenta con una gran carga simbólica, también tiene un importante valor jurídico, pues supone que Leonor manifiesta su disposición para asumir la Jefatura del Estado. Un compromiso con "los principios democráticos y los valores constitucionales".

Un día importante para la Familia Real

Este ha sido un día importante para la Familia Real, que ha acompañado a la princesa en todo momento. Felipe y Letizia han dejado en todo momento el protagonismo a su hija mayor, pero siempre estaban ahí para hacerle alguna indicación en algún preciso momento. Su expresión ha sido de orgullo y emoción hacia la princesa, que se ha mostrado serena y tranquila en un acontecimiento tan solemne y trascendental para la monarquía española.

Lascia un commento