¿Cómo una fruta rechazada por engordar tiene menos calorías que un plátano y es prodigiosa en potasio?

Periodista especializada en salud

¿Quién dijo que lo dulce no puede ser saludable? Si eres un amante de los postres y te preocupa mantener tu figura, ¡tenemos una noticia que te alegrará! Los higos son una excelente alternativa para ti. A pesar de la creencia popular de que esta deliciosa fruta engorda, la realidad muestra un panorama completamente diferente. Los higos tienen menos calorías que otras frutas, lo que los convierte en una elección excepcional para quienes buscan cuidar su peso y su salud.

El origen del higo

Los higos son una fruta muy antigua. Se estima que han sido cultivados desde hace más de 11.000 años en regiones del Mediterráneo y el Medio Oriente. A lo largo de la historia, han sido apreciados en muchas culturas por su sabor dulce y su valor nutricional. Hoy en día, se cultivan en todo el mundo, desde Asia hasta América.

¿Pero qué es lo que hace a los higos tan saludables? Su composición nutricional es asombrosa. Son una excelente fuente de fibra dietética, vitaminas y minerales como el potasio, el magnesio y el calcio. Además, los higos son una fuente de energía saludable gracias a su contenido de carbohidratos y azúcares naturales.

A pesar de su dulzura, los higos son relativamente bajos en calorías, en comparación con otras frutas como el plátano. Por ejemplo, una ración de 100 gramos de higos frescos contiene aproximadamente 74 calorías, mientras que la misma cantidad de plátano aporta alrededor de 90 calorías. Esto significa que los higos son una opción de snack sabrosa y saludable, especialmente para aquellos que buscan controlar el peso.

Y eso no es todo, los beneficios para la salud de los higos son numerosos. Su alto contenido de fibra promueve una digestión saludable y ayuda a prevenir el estreñimiento. Además, la presencia de antioxidantes en los higos ayuda a combatir el estrés oxidativo y fortalece el sistema inmunológico.

Esta fruta también es rica en vitamina K, esencial para la coagulación sanguínea y la salud ósea, vitamina B6, que desempeña un papel en el metabolismo y la función del sistema nervioso, y ácido fólico, importante para la síntesis de ADN y la formación de glóbulos rojos. El potasio que contienen puede ayudar a regular la presión arterial y el equilibrio de líquidos en el cuerpo. Además, su contenido de calcio y magnesio contribuye a la salud ósea y muscular.

Recetas originales con higos

Los higos no solo quedan bien en postres. También pueden ser el ingrediente estrella de originales recetas saladas. Aquí te dejamos dos opciones para que puedas probar:

Pizza de higos, mozzarella y queso de cabra

Ingredientes (4 personas):
- 300 g de harina
- 10 g de levadura
- 150 ml de agua
- 150 g de mozzarella rallada
- 100 g de queso de cabra en rulo
- 4 higos
- Un puñado de nueces
- 2 cucharadas de miel
- Aceite de oliva
- Sal

Preparación:
1. Prepara la masa de la pizza mezclando la harina, la levadura, el agua y una pizca de sal. Amasa hasta obtener una masa homogénea y deja reposar durante 30 minutos.
2. Extiende la masa en forma de pizza y colócala en una bandeja para horno.
3. Cubre la masa con la mozzarella rallada y el queso de cabra en rulo cortado en rodajas.
4. Corta los higos en rodajas y distribúyelos sobre la pizza.
5. Añade las nueces y rocía con la miel.
6. Hornea a 200°C durante 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y crujiente.
7. ¡Disfruta de una deliciosa pizza de higos!

Solomillo de cerdo con salsa de higos

Ingredientes (6 personas):
- 2 solomillos de cerdo
- 100 ml de caldo de carne
- Vino de jerez o Pedro Ximénez
- 6 higos
- 12 escalonias
- Mantequilla
- Maicena
- Miel
- Mostaza a la antigua
- Aceite de oliva
- Pimienta
- Sal

Preparación:
1. Salpimienta los solomillos de cerdo y dóralos en una sartén con un poco de aceite de oliva.
2. Retira los solomillos y reserva.
3. En la misma sartén, añade las escalonias peladas y cortadas en rodajas. Sofríe hasta que estén doradas.
4. Añade los higos pelados y cortados en trozos, el vino de jerez o Pedro Ximénez, el caldo de carne y una cucharada de miel. Cocina a fuego lento durante 10 minutos.
5. Diluye una cucharada de maicena en un poco de agua fría y añádela a la salsa para espesar.
6. Vuelve a colocar los solomillos en la sartén y cocina durante unos minutos más, hasta que estén en su punto.
7. Sirve los solomillos con la salsa de higos y acompaña con una guarnición de tu elección.
8. ¡Disfruta de un exquisito solomillo de cerdo con salsa de higos!

Como puedes ver, los higos son una fruta versátil que puede dar un toque original a tus platos. ¡Anímate a probar estas recetas y sorprende a tus invitados!

Recuerda que siempre es importante verificar la información y consultar a un profesional de la salud antes de hacer cambios en tu dieta.

¿Eres fan de los higos? ¿Cómo te gusta comerlos?

Como decía Mahatma Gandhi, "La salud es la verdadera riqueza", y los higos, con su gran cantidad de beneficios para la salud, son una prueba viviente de esto. A pesar de la creencia popular de que los higos engordan, la realidad es que son una buena opción para aquellos que quieren cuidar su peso y su bienestar. Los higos son bajos en calorías, ricos en fibra y contienen nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, su dulzura natural los convierte en un snack sabroso y saludable. Así que no hay excusas para no incluir a los higos en nuestra dieta equilibrada. ¡Cuidemos nuestra salud con esta maravillosa fruta!

Lascia un commento