Puigdemont pone condiciones shock a Sánchez: ¿Qué pierde en las negociaciones?

Las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez, entre el PSOE y Junts, han perdido impulso. Todo apunta a que los desacuerdos sobre la amnistía propuesta por el PSOE están en el centro de esta situación.

Las conversaciones entre el PSOE y Junts, con el fin de que este último apoye a Pedro Sánchez en su investidura como presidente del gobierno, se encuentran en un punto muerto. Tras una reunión en Bruselas sin acuerdos, las diferencias entre ambas partes persisten.

Los desacuerdos en torno a la amnistía

Uno de los principales puntos de desacuerdo es la amplitud y formulación de la amnistía propuesta por el PSOE. Junts sostiene que el problema radica en cómo se aborda y concede esta amnistía, y se niega a ceder en ciertos aspectos. Esto aleja la posibilidad de un acuerdo cercano y la convocatoria de un pleno de investidura en la próxima semana.

Un aspecto adicional de discordia es la inclusión de la presidenta de Junts, Laura Borràs, y del abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, en la amnistía. Los socialistas se oponen a esta inclusión, complicando aún más las negociaciones.

Investigaciones y denuncias

Mientras tanto, la Audiencia Nacional ha confirmado la apertura de diligencias contra los Comités de Defensa de la República (CDR) por supuestos delitos de pertenencia a organización terrorista y posesión, almacenamiento y fabricación de sustancias o dispositivos explosivos e inflamables de carácter terrorista. La Fiscalía también ha presentado una denuncia contra la secretaria general de ERC, Marta Rovira, por presuntamente coordinar el movimiento Tsunami Democràtic en busca de apoyos institucionales.

La figura del relator internacional que Junts exige para verificar el cumplimiento de los acuerdos sobre la ley de amnistía, también está complicando las negociaciones. Fuentes del grupo admiten que la disputa entre ERC y Junts y la intervención de los republicanos catalanes en el proceso, dificultan que la presidenta del Congreso, Francina Armengol, pueda anunciar la fecha de la investidura de Sánchez la próxima semana.

Reacciones y opiniones

A pesar de los obstáculos con Junts, Pedro Sánchez ha votado telemáticamente en la consulta a la militancia convocada por su partido para pronunciarse sobre los pactos de investidura. Ha animado a participar en este proceso libre y democrático, destacando que en el PSOE se decide entre todos.

En el PSOE, sin embargo, han surgido voces críticas con las exigencias de Puigdemont. Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, ha afirmado que el expresidente catalán tiene la intención de humillar al Estado todo lo que pueda y ha mostrado su desacuerdo con la futura ley de amnistía, argumentando que lo que se hizo es un atropello constitucional y que lo que se busca es acabar con la Constitución.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado que su partido está analizando la respuesta ante las concesiones del PSOE al independentismo y que recurrirán la Ley de Amnistía ante el Tribunal Constitucional si se aprueba. Por su parte, la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, ha acusado a Sánchez de romper el principio de igualdad de los españoles y ha calificado la propuesta de ley de amnistía como una ley de impunidad para aquellos que tienen siete votos.

¿Qué opinas tú sobre estas negociaciones y la situación en Cataluña?

Lascia un commento