Descubre el secreto nipón que rejuvenece y combate la fatiga: "La siesta japonesa"

¿Alguna vez te has preguntado por qué en Japón es común dormir en el trabajo? ¡Vamos a descubrir el inemuri, una costumbre japonesa que seguramente te sorprenderá!

En España, la siesta es prácticamente una institución, una pequeña pausa después del almuerzo para recargar energías. Pero en Japón, llevan la siesta a otro nivel con una práctica llamada inemuri, que básicamente consiste en dormir en el trabajo. Aunque a primera vista puede parecer extraño, si analizamos esta costumbre, vemos que tiene muchos beneficios para la salud.

Inemuri: un símbolo de dedicación y trabajo duro

En España, quedarse dormido en el trabajo podría verse como un signo de pereza, pero en Japón, se considera una señal de dedicación y esfuerzo. El inemuri, o siesta japonesa, es una tradición relativamente nueva que se remonta a los años 80, una época de auge económico en Japón. Durante este tiempo, los trabajadores japoneses adoptaron la mentalidad de llegar primero y salir último, lo que a menudo significaba sacrificar horas de sueño. Para entender esta costumbre, es esencial comprender la cultura y la historia de Japón, donde seguir las normas es muy importante.

Inemuri: compensando la falta de sueño

Para compensar la falta de sueño debido al trabajo, los japoneses aprovechaban pausas en reuniones largas, el tiempo de almuerzo u otras situaciones para dormir unos minutos y recuperar energía. Así nació el inemuri, que podría traducirse como "estoy presente mientras duermo", ya que debes estar preparado para despertar en cualquier momento y continuar con tu actividad.

Con el tiempo, el inemuri ha evolucionado y, aunque sigue arraigado en el ámbito laboral, los japoneses han adaptado esta costumbre para practicarla en otros lugares, como cafeterías en Tokio donde han instalado cabinas para dormir una siesta de 20 minutos. Una idea brillante que permite combatir la fatiga, incluso cuando no puedes dormir en casa.

Beneficios de una siesta de 10 minutos

En Japón, dormir en cualquier lugar es bien visto, a diferencia de España, donde se asocia con el agotamiento. Sin embargo, dormir una siesta de apenas 10 minutos puede ser altamente beneficioso para la salud. Aunque la creencia popular es que la siesta debe durar 30 minutos para ser efectiva, un estudio de la National University of Singapore publicado en [fuente] demostró que incluso las siestas de 10 minutos tienen claros beneficios en el estado de ánimo, la somnolencia y el estado de alerta; un efecto positivo que dura hasta 4 horas después de la siesta.

Así que ya lo sabes, si tienes la oportunidad de echar una siesta de 10 minutos durante tu jornada laboral, ¡no lo dudes! No solo recargarás energías, sino que también estarás adoptando una costumbre japonesa que te hará parecer más trabajador y dedicado. Y si no puedes hacerlo en el trabajo, busca otras alternativas, como las cabinas de siesta en las cafeterías. Recuerda, una siesta corta puede tener grandes beneficios para tu salud y rendimiento. ¡Aprovecha al máximo tus momentos de descanso!

Lascia un commento