La Generalitat tiene un plan sorprendente para los ancianos que viven solos: ¡Mil robots!

La Generalitat de Catalunya realizará una inversión de 5,43 millones de euros para la adquisición de mil robots ARI, para luchar contra la soledad de las personas mayores. Conoce todo sobre esta innovadora iniciativa que busca mejorar la calidad de vida de nuestros ancianos.

La Generalitat de Catalunya ha confirmado que invertirá una cantidad significativa de 5,43 millones de euros para la adquisición de mil robots ARI (asistente robótico inteligente). El objetivo principal es combatir la soledad no deseada de las personas mayores. Estos robots, que ya se encuentran en hogares de Barcelona desde el 2019, han demostrado ser una valiosa herramienta para mejorar la calidad de vida de los ancianos que viven solos.

Financiación del programa Next Generation EU

La financiación para este proyecto proviene del programa Next Generation EU. Es un plan de la Unión Europea que busca apoyar a los países miembros en la recuperación económica post-pandemia y promover la transición ecológica y digital. Con estas ayudas, se espera impulsar 765 proyectos sociales en Catalunya, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los grupos más vulnerables.

La lucha contra la soledad y el abuso

Entre estos grupos, se destaca a los ancianos que viven en soledad no deseada y a los menores que han sido víctimas de abusos sexuales. Para los primeros, se invertirán fondos en la construcción, reforma o mejora de residencias, así como en herramientas para romper su aislamiento digital. Para los segundos, se abrirán siete nuevos barnahus (casas de los niños), centros especializados en el tratamiento de la infancia y adolescencia víctima de violencia sexual.

Los robots ARI, una novedad con gran potencial

Sin embargo, una de las novedades más llamativas es la implementación de los robots ARI. Estas nuevas unidades tienen una amplia gama de gestos y comportamientos expresivos que los hacen el compañero ideal para las personas mayores. Además de recordarles la medicación, estos robots pueden realizar videollamadas, preguntar cómo se sienten e incluso detectar problemas como caídas o desvanecimientos y alertar a emergencias o a un familiar.

Se espera que más de 105,000 robots ARI se distribuyan en toda Catalunya para el 2025. Sin embargo, es importante destacar que estas máquinas son solo una ayuda complementaria y que las personas que viven en soledad no deseada necesitan romper su aislamiento tanto digital como social. Por lo tanto, también se destinará una parte de los fondos Next Generation a promover la interacción social de estos grupos.

La evolución de los robots ARI

Los robots ARI, que inicialmente tenían un aspecto de peluche mecánico, han evolucionado a modelos más funcionales de un metro de altura y 12 kilos de peso. Estas nuevas unidades permitirán ampliar el proyecto en Barcelona, donde se inició hace cuatro años, y se distribuirán en el resto de Catalunya. Para ello, se cederán 200 robots por parte del Ayuntamiento de Barcelona a la Generalitat.

El compromiso de la Generalitat

La Generalitat de Catalunya está demostrando su compromiso con la calidad de vida de los grupos más vulnerables. Destinando más de 5 millones de euros a la compra de mil robots ARI para combatir la soledad de las personas mayores, estos robots, con su amplia gama de gestos y comportamientos expresivos, no solo proporcionarán compañía a los ancianos, sino que también podrán alertar a emergencias o a un pariente en caso de detectar algún problema. Sin embargo, es importante recordar que estos robots son solo una ayuda complementaria y que las personas que sufren de soledad no deseada necesitan romper su aislamiento, tanto digital como social. Esperamos que esta iniciativa sea solo el comienzo de un enfoque integral para abordar este problema y que se destinen más fondos a promover la interacción humana y la inclusión social.

Lascia un commento