¿Un nuevo rumbo en la política española? El PSOE y Junts firman un pacto inolvidable con ecos de Puigdemont

La política española se encuentra nuevamente en un punto de inflexión. ¿Estamos al borde de una ley de amnistía para los delitos vinculados al procés? ¿Se está cocinando una mesa de negociación con mediador internacional? ¿El tan esperado pacto entre PSOE y Junts por fin se ha hecho oficial?

El ansiado acuerdo entre el PSOE y Junts es ya una realidad. La estabilidad del tercer mandato consecutivo de Pedro Sánchez en la Moncloa dependerá de los acuerdos suscritos con la formación independentista catalana. Un pacto que parece evocar el espíritu con el que el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, impulsó las leyes de desconexión del Estado en 2017.

El acuerdo entre PSOE y Junts

Tras días de incertidumbre sobre el significado de la palabra 'inminente', el pasado jueves se firmó el acuerdo que asegura la investidura de Sánchez la próxima semana y la gobernabilidad para los próximos cuatro años. Pero, ¿qué implica realmente este pacto?

Primero, el acuerdo considera la aprobación de una ley de amnistía que perdonará los delitos relacionados con el procés desde 2012 hasta la actualidad. Además, se establecerá una mesa de negociación con un mediador internacional para debatir un potencial referéndum de autodeterminación. Finalmente, se analizará en comisiones de investigación la aplicación de la medida de gracia para situaciones comprendidas en el concepto de "lawfare o judicialización de la política".

El expresidente Carles Puigdemont, actual residente en Bélgica desde su huida de España hace seis años, celebró este acuerdo y aseguró que el único límite es la voluntad del pueblo de Cataluña, expresada a través del Parlament. Por su parte, Santos Cerdán, negociador del PSOE, afirmó que tanto los socialistas como Junts están satisfechos con el pacto.

La importancia del Parlament catalán

El acuerdo también subraya la importancia y legitimidad del Parlament catalán, que ha contado con mayorías independentistas en las últimas legislaturas. Ambos partidos apuestan por la negociación y los acuerdos como método para resolver el conflicto histórico sobre el futuro de Cataluña, reconociendo que los pactos deben responder a las demandas mayoritarias del Parlament, que representa legítimamente al pueblo catalán según el Estatut.

Es importante destacar que este acuerdo parece obviar los hechos ocurridos en septiembre de 2017, cuando se aprobaron las leyes de desconexión que desembocaron en el referéndum ilegal y la declaración unilateral de independencia. Sin embargo, el PSOE reconoce una participación masiva a favor de la independencia en la consulta de 2014 y el referéndum de 2017, mientras que Junts considera legítimo el resultado y el mandato del 1-O.

La posición de Carles Puigdemont

A pesar de todo, no se menciona de forma explícita una renuncia a la unilateralidad por parte de Puigdemont. El expresidente defiende una consulta amparada por el artículo 92 de la Constitución Española, mientras que los socialistas abogan por el desarrollo del Estatut de 2006, modificado posteriormente por el Tribunal Constitucional.

En definitiva, este pacto entre PSOE y Junts podría transformar el panorama político en España y Cataluña. Sin embargo, es importante recordar que estas son solo las bases del acuerdo y aún queda por ver cómo se desarrollarán y aplicarán todas estas medidas. ¡Estaremos atentos a las novedades!

Reflexiones finales

¿Crees que este acuerdo contribuirá a resolver el conflicto en Cataluña o solo lo prolongará? Agradecemos tu opinión. Recordemos que "El Parlament es soberano", una frase que resonó en los días oscuros del proceso independentista catalán y que ahora vuelve a ser mencionada en el acuerdo entre el PSOE y Junts. Pero, ¿es legítimo olvidar las leyes de desconexión y la declaración unilateral de independencia? ¿Es correcto aceptar que el Parlament es soberano sin tener en cuenta las leyes y la Constitución? Estas son cuestiones que merecen una reflexión profunda y un debate serio. La historia nos ha enseñado que ignorar la legalidad y los derechos de todos los ciudadanos puede tener consecuencias graves.

Lascia un commento