Las enfermedades reumáticas tocan a la puerta de los más jóvenes: "No sólo afectan a los ancianos"

¿Alguna vez has escuchado hablar del reuma en niños? Es una realidad poco conocida, pero existe. Aunque se trate de casos raros, las enfermedades reumáticas pueden afectar también a los más pequeños. Descubramos más sobre este tema, con el ejemplo de Daniel Lagüens, un valiente chico de 15 años que ha sido diagnosticado con lupus eritematoso sistémico.

Entendiendo el reuma y sus mitos

Antes que nada, es importante aclarar algo: el reuma no es una enfermedad en sí. Al contrario, nos referimos a un conjunto de más de 200 enfermedades que afectan al sistema locomotor - articulaciones, ligamentos, músculos y tendones - y al tejido conectivo. A menudo se utiliza este término como sinónimo de dolor articular, pero es fundamental diagnosticar la enfermedad que lo causa.

Uno de los mitos más comunes es que los niños no padecen enfermedades reumáticas. Esto, sin embargo, no es cierto. Aunque se trate de casos raros, existen patologías reumáticas en niños perfectamente documentadas.

La realidad del reuma en niños: el caso de Daniel Lagüens

La enfermedad reumática más común en niños es la artritis idiopática juvenil, que en realidad agrupa siete subtipos de trastornos crónicos que causan dolor e inflamación en las articulaciones y pérdida de movimiento.

Un ejemplo de valentía y superación es Daniel Lagüens, un chico de 15 años, brillante estudiante de cuarto de ESO y apasionado jugador de baloncesto. El año pasado fue diagnosticado con lupus eritematoso sistémico, una enfermedad crónica que afecta el sistema inmunológico y puede causar inflamación en diferentes partes del cuerpo.

El camino hacia el diagnóstico y la adaptación a la enfermedad

El diagnóstico de Daniel no fue sencillo. Comenzó con cansancio en agosto de 2022, pero no le dio importancia. Luego apareció la fiebre y el cansancio se intensificó. Después de varias visitas a urgencias y análisis de sangre alterados, finalmente fue diagnosticado en el hospital de Sant Joan de Déu. Aunque el diagnóstico fue un golpe duro para Daniel y su familia, han aprendido a vivir con la enfermedad.

Vida normal a pesar del reuma

Las enfermedades reumáticas, aunque crónicas, no impiden que los niños lleven una vida normal. Muchos de ellos practican deportes de competición, van de excursión y están completamente integrados en la sociedad. Gran parte del mérito se debe a los inhibidores del TNF, medicamentos utilizados desde hace dos décadas para detener la inflamación en las enfermedades reumáticas.

El apoyo y la formación son esenciales

Daniel Lagüens es un ejemplo de lucha y superación. A pesar de los brotes de la enfermedad, él sigue adelante y cuenta con el apoyo incondicional de su hermano Hugo. El hospital de Sant Joan de Déu acogerá un congreso sobre reumatología pediátrica, donde se informará a los familiares de los pacientes y se capacitará a los profesionales de atención primaria para un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado.

La importancia de la desmitificación de las enfermedades reumáticas en niños

Es crucial desterrar los mitos sobre el reuma en niños y concienciar a la sociedad sobre la existencia de estas enfermedades. Los niños con enfermedades reumáticas pueden llevar una vida normal y contar con un tratamiento adecuado. Informar y concienciar a los profesionales de la atención primaria sobre estas enfermedades es fundamental para poder brindar un tratamiento temprano y mejorar el pronóstico de los pacientes.

Lascia un commento