¡Sumar mete en un serio aprieto al presidente del CGPJ! "Ha aprobado la declaración contra la ley de amnistía"

Si pensabas que los debates políticos eran solo cosa de políticos, piénsalo de nuevo. Ahora, incluso el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) parece estar metiéndose en este terreno. ¿Están cruzando una línea que no deberían? El grupo parlamentario Sumar cree que sí, y están dispuestos a llevar el asunto a los tribunales.

El CGPJ en el punto de mira del grupo parlamentario Sumar

Sumar ha decidido tomar cartas en el asunto y ha anunciado que presentará una querella contra el presidente interino del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Vicente Guilarte, y los vocales conservadores del organismo. La razón: consideran que estos miembros están incurriendo en un presunto delito de prevaricación administrativa. ¿El detonante? Su participación en el Pleno extraordinario que acabó en la declaración institucional contra la futura ley de amnistía.

Esta denuncia no está dirigida a todos, sino específicamente a ocho promotores de la resolución y a Wenceslao Olea, que votó a favor. Aunque no se olvidan de Guilarte, que decidió votar en blanco. Según Sumar, estos miembros del CGPJ han impulsado una resolución ilegal y arbitraria, que va más allá de lo que se supone que deben hacer.

¿Un paso más allá de sus competencias?

La querella sostiene que los promotores de la declaración se tomaron libertades que solo corresponden al Tribunal Constitucional. Además, critican que su intención parecía ser enviar un mensaje apocalíptico a los ciudadanos, lo que solo puede aumentar la tensión social.

Sumar remarca que la resolución desacredita e imputa conductas muy graves al presidente del Gobierno, contradiciendo incluso resoluciones previas del CGPJ sobre el Poder Judicial. También apuntan que los vocales querellados actuaron a propósito para eludir las limitaciones de su mandato caducado.

¿Defensa de la separación de poderes?

El grupo parlamentario argumenta que el presidente del CGPJ debe asegurarse de que se cumplen las funciones del organismo y no juzgar el comportamiento de otra autoridad del Estado ni los acuerdos políticos. Además, creen que el acuerdo plenario del 6 de noviembre no puede considerarse un acto político, sino una interferencia en un asunto que afecta a los intereses generales.

En resumidas cuentas, Sumar acusa al CGPJ de meterse en la función legislativa del Congreso y pide que se investigue el presunto delito de prevaricación administrativa.

Por último, el grupo parlamentario Sumar considera que su querella contra el presidente interino del CGPJ y los vocales conservadores es una acción legítima para defender la separación de poderes y la función legislativa del Congreso. En su opinión, es esencial que los órganos judiciales se mantengan neutrales y no se metan en cuestiones políticas.

Como siempre decía Simón Bolívar, "la justicia es la reina de las virtudes republicanas y con ella se sostiene la igualdad y la libertad". ¿Y tú, qué piensas? ¿Crees que es adecuado que los miembros del CGPJ participen en debates políticos y emitan resoluciones sobre proyectos de ley antes de que sean registrados? ¿O crees que deben limitarse a su función de velar por la independencia judicial?

Lascia un commento