Una escopetarra con una misión increíble: ¿Es esta la nueva arma para la paz?

¡Conoce a César López, el músico colombiano que ha convertido un arma en un instrumento de paz! Este innovador artista lleva consigo una guitarra muy especial que ha llamado la atención de muchos, pero no siempre en el sentido que él desea. Te invitamos a descubrir su peculiar historia.

Un viaje con una guitarra muy especial

César López sabe que el tiempo es oro, especialmente cuando se va al aeropuerto. Pero su guitarra no es ordinaria, es una escopetarra, un híbrido entre escopeta y guitarra. Sin embargo, no te alarmes, César no es un criminal. Al contrario, él considera que su escopetarra es un símbolo de paz. Sin embargo, no todos los controles de seguridad lo ven de la misma manera.

César nos relata una anécdota en la que estuvo dos días en prisión en Singapur por llevar su escopetarra al país. Gracias a la organización que lo había contratado para un concierto en Bali, se dio cuenta de su ausencia y lo rescató.

La escopetarra, un símbolo de paz

César ha tocado su escopetarra recientemente en el Conservatori Liceu de Barcelona, en el World Peace Forum. Desde este escenario, César nos cuenta cómo surgió la idea de la escopetarra.

En 2002, formaba parte de un grupo de músicos llamado Batallón Artístico de Reacción Inmediata. En 2003, acudió al club social privado El Nogal en Bogotá, después de un ataque terrorista. Un soldado dañó su guitarra, pero en vez de enojarse, César se dio cuenta de que él y el soldado portaban sus "armas" de la misma manera. Así nació la escopetarra.

Escopetarras alrededor del mundo

Actualmente, hay veinte escopetarras en todo el mundo. Al principio, César las entregó a cantantes famosos, como Juanes, pensando que se convertirían en embajadores de paz. Pero cambió de estrategia y comenzó a donar las escopetarras a museos e instituciones para que se les diera una interpretación correcta y universal. Incluso en Barcelona, hay una escopetarra en Casa Amèrica que perteneció a Manu Chao.

Más que un instrumento llamativo

César López sabe que su escopetarra es llamativa y que puede abrirle muchas puertas, pero lo que realmente le interesa es que sea una herramienta que haga reflexionar a las personas. Recuerda una vez que entró a una favela en Río de Janeiro y el líder de los narcotraficantes le enseñó el instrumento a sus hijos, diciéndoles: "Esto es lo que quiero para ustedes, no lo que les toca vivir".

Así que ya sabes, si ves a César López con su escopetarra, no te asustes. No es un arma, sino un símbolo de paz en sus manos y un llamado a la reflexión. ¡Y quién sabe, tal vez un día tú también puedas verla de cerca en un museo o institución cerca de ti!

César López, a través de su música y su escopetarra, nos invita a reflexionar sobre la violencia y el poder transformador de la música. Un claro ejemplo de cómo la música puede convertirse en un lenguaje universal que trasciende las barreras y nos invita a imaginar un mundo mejor.

Lascia un commento