Revolución en la historia, el arte rupestre más antiguo: "No es tan viejo como pensábamos"

Un vuelco en la historia: los hallazgos arqueológicos más antiguos podrían no ser tan antiguos después de todo. Así es, las huellas de manos y pies descubiertas en el Tíbet, que se pensaba eran las más antiguas del mundo, podrían ser más recientes de lo que inicialmente se creía. ¡Vamos a conocer más sobre este fascinante giro de los acontecimientos!

El descubrimiento inicial en el Tíbet

En 2002, arqueólogos descubrieron un panel grabado en una suave piedra caliza en Qiusang, en el Tíbet. Estas impresiones, pensadas para ser las huellas de dos niños de 7 y 12 años, fueron consideradas la obra de arte rupestre más antigua del mundo, con una antigüedad estimada de 200.000 años. Sin embargo, los expertos chinos comenzaron a cuestionar esta antigüedad, debido a la falta de evidencia de que los homínidos del Pleistoceno Medio hubieran habitado la región.

Dudas sobre la datación

El método de datación con uranio-torio, utilizado para determinar la edad de estas impresiones, es objeto de debate. Este método tiende a proporcionar resultados de edad más altos que la datación por radiocarbono. Además, en 2018 se encontró otro panel en el mismo sitio, prácticamente idéntico en contenido y estado de conservación al original, a pesar de que se creía que era 20 veces más antiguo.

Un giro sorprendente

Aquí es donde las cosas se ponen realmente interesantes. Recientemente, se han descubierto caracteres tibetanos escritos en el mismo panel de piedra caliza. Estos caracteres se cree que fueron introducidos hace unos 1.300 años, lo que indica que las impresiones no pueden ser más antiguas que ésto. Además, las condiciones heladas y la gran altitud habrían hecho que la región fuera inhabitable durante la penúltima glaciación, reduciendo aún más la probabilidad de que los homínidos del Pleistoceno Medio hubieran vivido allí.

Reflexiones finales

Los arqueólogos chinos concluyen que la antigüedad atribuida a estas impresiones "se basa simplemente en las fechas derivadas de un método que es polémico". Es decir, las huellas podrían ser mucho más recientes de lo que se pensaba.

Estos hallazgos sirven como un recordatorio de la importancia de utilizar métodos de datación confiables y de cuestionar las interpretaciones iniciales de los descubrimientos arqueológicos. Aunque estas huellas no sean tan antiguas como se creía, siguen siendo un testimonio interesante de la presencia humana en la región.

Como dijo Elvis Presley, "La verdad es como el sol. Puedes ocultarla por un tiempo, pero no desaparece". Este hallazgo nos recuerda que debemos cuestionar y analizar rigurosamente los resultados científicos, porque, al final, la verdad siempre termina saliendo a la luz.

Lascia un commento