El funeral de Concha Velasco: su hijo Manuel conmueve a todos con un discurso emotivo y una nota musical inolvidable.

El último adiós a Concha Velasco ha sido un evento conmovedor donde la ciudad de Valladolid despidió a su hija más querida. Miles de personas se han unido en la tristeza para rendirle homenaje a la querida actriz, cuyo legado perdurará para siempre.

La ciudad de Valladolid se volcó en despedir a su hija más querida, Concha Velasco, tras su triste fallecimiento. Miles de personas se congregaron en la capilla ardiente celebrada en el Teatro La Latina de Madrid para darle el último adiós a la actriz. Sin embargo, los homenajes no terminaron allí ya que sus restos mortales fueron trasladados a su ciudad natal para un funeral multitudinario.

El adiós a Velasco en Valladolid

La jornada empezó temprano en Valladolid, con los actos fúnebres en el Ayuntamiento de la ciudad. Se colocó un libro de condolencias para que todos los ciudadanos pudieran dejar un recuerdo para la familia de la artista. Posteriormente, el cortejo fúnebre recorrió los lugares más emblemáticos de la ciudad, como el Hospital Militar, el Paseo Zorrilla y la Catedral de Valladolid.

El Teatro Calderón, lugar donde Concha Velasco se sentía más feliz, no podía faltar en el homenaje. Cuando el coche fúnebre pasó por delante del teatro, se escuchó una sonora ovación y un grito de ¡Viva Concha Velasco! por parte de los presentes.

La emotividad alcanzó su punto máximo en la Catedral de Valladolid, donde se celebró una misa solemne y muy emotiva oficiada por el arzobispo Luis Arguello. La afluencia de personas fue tan grande que se colocaron pantallas gigantes en los alrededores para que todos pudieran seguir la ceremonia.

El funeral multitudinario

En el funeral, los hijos de Concha Velasco, Manuel y Paco, estuvieron arropados por toda la familia. Fueron el mayor orgullo de la actriz y su apoyo incondicional en los últimos años de su vida. Samuel, el nieto de Concha, de 15 años, confesó durante la capilla ardiente que su abuela "era la mejor y que siempre la recordará con mucho amor".

Uno de los momentos más emotivos fue cuando Manuel, el hijo mayor de Concha, subió al altar para dedicar unas palabras cariñosas a su madre. "Es una vallisoletana más, pero una de las más queridas. Son días extraños, tristes. La única pena es que nuestra madre no pueda estar viendo esta muestra de cariño y de auténtica devoción. Sabemos que desde el cielo está viendo este reconocimiento. Muchas gracias a Valladolid y a España entera", dijo emocionado.

La música también tuvo un papel importante en la ceremonia, con un grupo de violines interpretando varias piezas, incluyendo "La chica yeyé", un guiño a la carrera de Concha Velasco. A pesar del dolor, los asistentes no pudieron evitar esbozar una sonrisa.

El cortejo fúnebre continuó su recorrido por la ciudad, pasando por lugares emblemáticos como la Universidad y la Plaza España, hasta llegar al cementerio del Carmen. Allí, los restos de la querida actriz fueron depositados en el panteón de los ilustres, junto a figuras como el poeta José Zorrilla y el escritor Miguel Delibes.

Concha Velasco deja un gran vacío en el mundo del espectáculo, pero su legado y su amor por Valladolid perdurarán para siempre. Descanse en paz.

El país entero ha mostrado su cariño y devoción hacia Concha Velasco en estos días de despedida. La multitudinaria asistencia a los actos funerarios en Valladolid demuestra el amor y admiración que el público tenía hacia ella.

Concha Velasco fue una vallisoletana querida y reconocida en toda España, y su legado artístico perdurará en la memoria de todos. Su familia ha recibido muestras de apoyo y consuelo en estos momentos difíciles.

Es reconfortante ver cómo la ciudad de Valladolid ha honrado a su paisana más ilustre y ha mostrado su agradecimiento por su trayectoria y contribución al mundo del espectáculo.

¿Cuál es tu recuerdo favorito de Concha Velasco? ¿Qué papel o película te marcó más de su carrera?

"El arte es la expresión de los más profundos pensamientos por el camino más sencillo", decía Albert Einstein. Y Concha Velasco fue sin duda una de las artistas más auténticas y talentosas de nuestro país. Su partida deja un vacío irreparable en el mundo del espectáculo, pero su legado perdurará en la memoria de todos. Concha Velasco, una mujer que supo transmitir emociones a través de su arte y que seguirá viva en nuestros corazones.

Lascia un commento