Las joyas perdidas de Fabiola de Bélgica reaparecen en un lugar inesperado: su historia fascinante está valorada en 78.000 euros!

¡Atención amantes de las joyas y la historia! Las preciadas joyas de la reina Fabiola de Bélgica, que estuvieron desaparecidas durante años, han reaparecido y están a la venta por la considerable suma de 78.000 euros.

Si te apasionan las joyas reales y tienes un buen presupuesto, esta es tu oportunidad de adquirir una pieza única y cargada de historia. Según ha informado el joyero Pablo Millstein en su perfil de Instagram, este conjunto de joyas perteneció a la fallecida reina Fabiola de Bélgica y fue creado por la prestigiosa casa Chaumet en el siglo XIX.

El misterioso parure de la reina Fabiola

El conjunto de joyas está compuesto por un collar, aretes y un anillo de la colección Pierres d'Or, inspirado en los escudos de armas presentes en las fachadas de los edificios parisinos. Pero lo que hace a esta historia más interesante es su origen. Este parure fue un regalo del rey Hassan de Marruecos, padre del actual monarca, antes de que Fabiola se convirtiera en reina de los belgas tras casarse con Balduino.

¿Cómo llegaron estas joyas al mercado?

Te preguntarás: ¿Cómo es posible que estas joyas hayan acabado en el mercado y no formen parte del lote de joyas que pasaron a manos de los herederos de Fabiola? Aquí es donde entramos en el terreno de la especulación, ya que se desconoce cómo han llegado hasta aquí. Algunas teorías sugieren que pudieron haber sido donadas a la Iglesia por la propia Fabiola, una mujer muy devota que realizó importantes donaciones a lo largo de su vida.

Otras joyas reales a la venta

Pero esta no es la única joya real que ha salido a la venta en los últimos tiempos. En marzo del año pasado, la casa de subastas Sotheby's vendió un impresionante collar perteneciente a la fallecida reina consorte de los belgas por la increíble suma de 630.000 euros. Este collar, formado por grandes perlas, diamantes y zafiros, intentó mantenerse en el anonimato, pero finalmente se descubrió que había pertenecido a la esposa de Balduino.

A diferencia de estas joyas, hay otras que sí se han quedado dentro de la Casa Real y que han sido lucidas tanto por Matilde de Bélgica como por su primogénita, Elisabeth. Una de ellas es la tiara Wolfers, que Matilde recibió como regalo de bodas y que hemos podido ver recientemente en la cabeza de la heredera al trono en el 18 cumpleaños de Christian de Dinamarca.

Las joyas como testigos de la historia

"Las joyas son testigos silenciosos de la historia", dijo alguna vez el famoso joyero francés Pierre Cartier. Estas piezas preciosas guardan consigo no solo un valor estético, sino también un valor histórico y simbólico. El reciente hallazgo del parure de la fallecida reina Fabiola de Bélgica, que había desaparecido durante años, nos permite adentrarnos en la vida de la monarquía y descubrir los secretos que estas joyas encierran. ¿Cómo llegaron estas piezas a manos de un joyero? ¿Por qué no forman parte del legado de la reina? Son preguntas que nos invitan a reflexionar sobre la importancia de preservar y valorar nuestra historia a través de estos tesoros. Sin duda, las joyas reales tienen mucho más que ofrecer que su mero brillo.

En resumen, las joyas de las monarquías europeas siempre han sido objeto de interés debido a su valor histórico y social. Cada pieza cuenta una historia y representa una época pasada. En este caso, el parure de la reina Fabiola de Bélgica ha reaparecido después de años de desaparición y está a la venta por una suma considerable. No pierdas la oportunidad de hacerte con una de estas piezas únicas y llenas de historia!

Lascia un commento