El precio de la vivienda sube astrológicamente un 4,5% a pesar de las caídas en ventas y préstamos hipotecarios: un cambio insólito

El mercado inmobiliario español se encuentra en un momento complicado. Los precios de las viviendas continúan subiendo, pero las ventas y la firma de hipotecas están en declive. ¿Cómo está afectando esto a las familias españolas? Y más importante aún, ¿qué se está haciendo para remediarlo?

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha revelado que el precio de la vivienda ha subido un 4,5% entre julio y septiembre, en comparación con el trimestre anterior. Este aumento se debe principalmente a las viviendas nuevas, cuyo precio ha aumentado un 11%, en contraposición al 3,2% de las viviendas de segunda mano.

Impacto de la subida de precios en el mercado inmobiliario

Este incremento en los precios está afectando seriamente al mercado inmobiliario, que ha sufrido una caída significativa en las ventas y en la firma de hipotecas durante este año. De acuerdo con los datos del INE, la concesión de préstamos para la adquisición de viviendas se redujo un 29,6% en septiembre en comparación con el año anterior, acumulando ocho caídas interanuales consecutivas.

Reducción de los desahucios

A pesar de la subida constante de los precios de la vivienda, los desahucios han disminuido un 21,6% en el tercer trimestre de 2023, según los datos de ejecuciones hipotecarias del INE. Durante este periodo se llevaron a cabo un total de 2.306 desahucios, de los cuales 1.721 fueron sobre residencias habituales, lo que supone un 16,5% menos que en 2022. Este descenso en los desahucios se ha mantenido durante más de un año, principalmente debido a la paralización de los mismos por parte del Gobierno como medida de protección a los hogares más vulnerables durante la pandemia. El Gobierno de Pedro Sánchez ha prorrogado esta suspensión por seis meses más, hasta finales de diciembre.

La necesidad de medidas reguladoras

El aumento de los precios de la vivienda es una tendencia preocupante que está afectando al mercado inmobiliario. Aunque esto puede ser una buena noticia para los propietarios, también puede dificultar el acceso a la vivienda para muchas personas. La reducción en la concesión de préstamos y el aumento de las ejecuciones hipotecarias son señales claras de que algo no está funcionando correctamente. Es importante que las autoridades tomen medidas para regular el mercado y garantizar que la vivienda sea asequible para todos. Además, es necesario buscar soluciones que protejan a los hogares más vulnerables y eviten desahucios injustos.

Medidas gubernamentales

Es positivo que el Gobierno haya tomado medidas para suspender los desahucios durante la pandemia y proteger a las familias más necesitadas. Sin embargo, es necesario seguir trabajando en políticas más permanentes y efectivas que eviten que las personas pierdan sus hogares.

En conclusión, es necesario un debate público sobre el aumento de los precios de la vivienda y su impacto en el mercado inmobiliario. ¿Crees que se deberían implementar medidas más estrictas para regular este sector? Tu opinión es importante.

Lascia un commento