'¡Doña Francisquita' cumple 100 años! Así se celebró su histórico cumpleaños

¡La zarzuela está de vuelta! Doña Francisquita ha hecho temblar los cimientos del Palau de la Música, en una noche para recordar.

La Fundació Òpera a Catalunya ha tenido la visión de traer de vuelta a la escena musical de Barcelona una obra tan relevante como Doña Francisquita. Y no es para menos, este año se celebra el centenario de su estreno en el Apolo de Madrid en 1923.

La música de Amadeu Vives

La música de Amadeu Vives ha inundado de nuevo el Palau con su magia, gracias a la emotiva y estilizada interpretación de la Orquestra Simfònica del Vallès bajo la batuta de Miguel Ortega. Este maestro, un experto en zarzuela, ha dirigido la obra de memoria, demostrando la importancia de conocer cada detalle de la obra para llevarla a su máximo esplendor. El coro también estuvo a la altura, interpretando con inspiración sus partes más alegres y festivas.

El plato fuerte de la noche

Pero sin duda, el atractivo principal de la noche fue la actuación de Rut Terán en el papel de Doña Francisquita. Con una voz fresca y una emisión fluida, Terán dio vida a una Francisquita traviesa y dominante, mostrando un notable control de su instrumento sonoro y una proyección muy bien lograda. Enrique Ferrer interpretó a Fernando con estilo y buen hacer, aunque tuvo algunos problemas con la emisión y el vibrato al principio. Afortunadamente, mejoró en la segunda parte de la función.

Otros protagonistas de la noche

Vicenç Esteve, en el papel de Cardona, fue otro de los grandes protagonistas de la noche. Este tenor acaparó escenas con su extroversión teatral y carisma, demostrando su talento vocal impecable. También cabe destacar la actuación de Enric Martínez-Castignani, quien interpretó a Don Matías con un humor estudiado y divertido. Laura Vila fue una Aurora la Beltrana menos tradicional de lo habitual, pero con una línea vocal fina y un timbre terso. No podemos olvidar el dulce timbre de Marc Sala, el color de Marta Roca y la solidez de Quim Cornet en sus respectivos papeles secundarios.

La puesta en escena

Aunque es una lástima que esta última función de la gira haya sido semi-escenificada y hayamos perdido parte de la producción de Rita Cosentino, la puesta en escena ha sido inteligentemente resuelta para adaptarse a las características de una sala de conciertos como el Palau. Además, el cuerpo de baile seleccionado y coordinado por Silvia Calvo ha bordado el famoso fandango, para deleite de un público entregado y festivo.

Doña Francisquita, una zarzuela para recordar

Doña Francisquita ha demostrado una vez más su vigencia y calidad musical, y ha dejado claro por qué es considerada una de las grandes zarzuelas de todos los tiempos. ¡No te la pierdas!

"La música es el arte más directo, entra por el oído y va al corazón". Esta famosa cita de Magdalena Martínez resume perfectamente la experiencia vivida en la última función de 'Doña Francisquita' en el Palau de la Música. Una noche llena de música, emoción y celebración del centenario de 'Doña Francisquita'.

Lascia un commento