Tamara Falcó e Íñigo Onieva se anticipan a la Navidad con un viaje impresionante a Lituania: "A 5 grados bajo cero"

Seis meses de matrimonio y una luna de miel que parece interminable, así es la vida de Tamara Falcó e Íñigo Onieva. Desde su boda el pasado julio, han viajado por los lugares más bellos y emocionantes del mundo, y su última parada es Vilna, la capital de Lituania.

Tamara Falcó e Íñigo Onieva, exploradores incansables

Desde su matrimonio, Tamara e Íñigo se han convertido en auténticos viajeros, visitando lugares tan notables como Sudáfrica, la costa Amalfitana y Copenhague. Ahora, han puesto su mirada en Vilna, la capital de Lituania, hogar de uno de los cascos antiguos de estilo barroco más grandes del mundo.

A través de sus redes sociales, han compartido algunas de las maravillosas experiencias que están viviendo. En las fotos, la marquesa de Griñón parece desbordante de felicidad, mientras disfruta de un invierno idílico antes de la Navidad con su esposo y amigos. En una de las imágenes, la pareja parece particularmente feliz, mirándose a los ojos en una terraza cubierta de nieve. Junto a la foto, Íñigo Onieva escribió: "Postal de Navidad".

Disfrutando del invierno lituano

A pesar de las bajas temperaturas en Vilna, que oscilan entre los -5 y -7 grados con una humedad del 95%, los marqueses de Griñón no han dejado de disfrutar del ambiente invernal, luciendo elegantes abrigos de plumas, pantalones térmicos y accesorios de invierno.

Además de la nieve, Tamara e Íñigo están aprovechando su tiempo para deleitarse con la gastronomía lituana y explorar la hermosa ciudad de Vilna, conocida como la ciudad de las iglesias. Durante su visita, se han maravillado con la Iglesia Ortodoxa de San Constantino y San Miguel, también conocida como la Iglesia de los Romanov, consagrada en 1913.

La vida después de la boda

Tamara Falcó no ha dejado de sonreír desde su boda con Íñigo Onieva. En una reciente entrevista, la marquesa de Griñón compartió lo feliz que se siente tanto en su vida personal como profesional. Además, señaló que está disfrutando de su matrimonio y viviendo un momento maravilloso. Desde su boda, la pareja ha viajado a distintos destinos como Sudáfrica, París, Copenhague, Roma, Tahití, Ibiza y el Reino Unido.

Únete a la aventura

Si quieres seguir de cerca las aventuras de Tamara e Íñigo, no dejes de seguirlos en sus redes sociales para no perderte ninguna de sus increíbles fotos. No cabe duda de que están aprovechando al máximo su tiempo juntos y creando recuerdos inolvidables. ¿Te gustaría tener una luna de miel eterna como la suya?

Como dijo Hans Christian Andersen, "Viajar es vivir", y eso es precisamente lo que están haciendo Tamara Falcó e Íñigo Onieva. Disfrutan de una luna de miel eterna, llena de glamour, romanticismo y viajes a lugares impresionantes. ¡Qué envidia!

Lascia un commento