¿Los mangas en las escuelas?: La asombrosa propuesta de Maddi Rivas para aumentar el interés en la lectura

En su primer libro, Maddi Rivas, la famosa youtuber de manga y anime, nos invita a embarcarnos en su viaje personal para superar la dislexia. ¿Cómo lo hizo? ¡Descúbrelo aquí!

Maddi Rivas, conocida por su canal de YouTube Umaru-chan, ha logrado situarse como una de las figuras más destacadas en el mundo hispanohablante del manga y el anime. Sin embargo, detrás de su éxito, se esconde una historia de superación personal.

La infancia de Maddi Rivas y la dislexia

Desde pequeña, Maddi enfrentaba dificultades al leer y escribir. Las palabras no tenían sentido al salir de su boca, y sus compañeros de clase solían reírse. No fue hasta la adolescencia que recibió el diagnóstico de dislexia, lo que representó un alivio para ella.

"Saberlo no cambió nada en mi día a día, pero fue un alivio tener un diagnóstico. Me liberó encontrar una explicación a lo que sucedía", confiesa Maddi. Ahora, a través de su libro, busca inspirar a otros y ofrecer una mano amiga a aquellos que también están luchando contra este trastorno del aprendizaje.

El manga, una herramienta de aprendizaje

El manga fue una de las herramientas que ayudó a Maddi a superar sus dificultades. A la edad de nueve años, descubrió un tomo de Fruits Basket en la biblioteca de su ciudad y quedó fascinada. La lectura al revés y la naturaleza visual del manga captaron su atención, y desde ese momento, la lectura se convirtió en algo divertido y no un castigo.

Maddi sostiene que si los cómics y los mangas se utilizaran más en las escuelas, más niños se interesarían por la lectura y podrían luego dar el salto a otros libros y novelas más largas.

El acoso escolar y la aceptación de la diversidad

Sin embargo, su amor por el manga no siempre fue bien recibido. En el instituto, Maddi sufrió acoso escolar por ser diferente y tener una personalidad propia. Aunque lamenta que el acoso escolar siga presente en los centros, se alegra de que cada vez se hable más de ello y se acepte más la diversidad.

"El manga no hunde, al contrario, salva", afirma Maddi. Su historia es un ejemplo de superación y espera que inspire a otros a no rendirse y a seguir luchando por sus sueños, sin importar las dificultades que encuentren en el camino.

Conclusión

Maddi Rivas es un ejemplo inspirador de cómo superar los desafíos y encontrar una pasión en medio de las dificultades. Su historia demuestra que el diagnóstico de dislexia no tiene por qué limitar a uno, sino que puede ser el punto de partida para descubrir nuevas formas de aprendizaje y crecimiento.

Es alentador ver cómo el manga y los cómics pueden ser una herramienta poderosa para despertar el interés por la lectura en aquellos que han tenido dificultades en el pasado. Además, es fundamental que sigamos hablando del acoso escolar y trabajemos juntos para crear un entorno más inclusivo y respetuoso en nuestras escuelas.

"La lectura puede no ser un castigo", reflexiona Maddi Rivas. En su nuevo libro, relata su historia y acerca el trastorno del aprendizaje de la dislexia a sus lectores. Maddi descubrió su amor por la lectura a través del manga, que le enseñó que la lectura no tiene por qué ser una pesadilla. Su historia es un ejemplo de superación y esperanza para todos aquellos que están pasando por situaciones similares.

Lascia un commento